Estación de Biología Marina de Montemar: Ícono arquitectónico del borde costero

foto facultad de ciencias del mar

Emblemático edificio, que albergó a la primera Estación de Biología Marina de Sudamérica, abrió sus puertas en la última versión del Día del Patrimonio Cultural.

Un ícono de la arquitectura emplazada en el borde costero, es la Estación de Biología Marina de Montemar, donde actualmente se emplaza la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso.

Este edificio es un clásico de la arquitectura moderna de Chile y Latinoamérica, siendo construido entre 1941 y 1959 por el destacado arquitecto nacional Enrique Gebhard, quien fue conocido por difundir las ideas de Le Corbusier (considerado uno de los exponentes de la arquitectura moderna y uno de los más influyentes del siglo XX).

La construcción destaca por su ubicación -a orilla del mar- y sus módulos elevados, los cuales se apoyan sobre pilares con forma de “V” y se unen por puentes colgantes que interconectan los volúmenes, emplazamientos y espacios que emergen de la delicada línea arquitectónica de su diseño. Corona la obra los bellos murales exteriores, que fueron creados por el pintor y ceramista viñamarino Eugenio Brito.

El doctor Parmenio Yáñez fue el responsable de levantar acá la primera estación de biología marina de Latinoamérica, lo que permitió el desarrollo de las ciencias del mar en Chile.

El Día del Patrimonio Cultural muchas personas visitaron el edificio —ubicado en Avenida Borgoño, 16.344— y participaron de las visitas guiadas por el interior del edificio; la Biblioteca Parmenio Yáñez —donde se mostrarán colecciones históricas de expediciones científicas— y el auditorio Héctor Etcheverry —lugar en el cual se formaron los primeros biólogos marinos del país—. También durante el recorrido los visitantes pudieron observar una exposición fotográfica, que reveló los inicios de la construcción de la obra, para terminar a orillas del mar disfrutando de la fachada y exteriores de la construcción.

Julio Cruz junto a su esposa, Carolina Pino y sus dos hijos, vinieron desde San Felipe, y manifestaron quedar muy sorprendido con el recorrido.

“Dos cosas me impresionaron de este edificio. Primero, es un edificio con 70 años de historia, pero con una visión muy futurista. Esta mezcla de antigüedad y modernidad, la verdad que para mí es impresionante. Además, el lugar donde se emplaza, a orillas del mar, es único, sobretodo porque la misma naturaleza (enormes rocas), permiten mitigar un poco la fuerza de las mareas “, sostuvo Julio Cruz.

Por su parte, el estudiante de último año de Arquitectura, Juan José Busquets, quien llegó desde Santiago a visitar el edificio, reconoció que cada vez que venía a Cochoa el edificio estaba cerrado, porque era fin de semana. “Hoy aproveché el Día del Patrimonio y vine a ver exclusivamente el edificio de Montemar. Para mí es un referente, porque estoy desarrollando mi tesis de titulo, en el campo de la acuicultura, por lo tanto me sirve para elaborar nuevas ideas en cuanto a medidas, materiales y el manejo de los volúmenes. Los profesores guías me mostraron todo el espacio y me ayudaron a entender mejor cómo fue la construcción de la obra, entre otros detalles. Me pareció increíble la experiencia”, afirmó el joven.

Buscar

meteo

meteo laguna verde

Estudia Biología Marina

video banner promo