Viernes, 27 Septiembre 2013 12:08

Ubicación

Edificio Principal

Dirección Av. Borgoño 16344, Reñaca, Viña del Mar

Cómo llegar:

Desde Viña del Mar por el camino costero llega a la avenida principal de Reñaca, Av. Borgoño. Siguiendo por esta vía, pasa el centro de Reñaca hasta llegar a la playa y avanza al Norte unos 2 km, pasando Playa El Encanto, hasta llegar a la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales.

El bus que le conduce a la Facultad lo puede tomar en cualquier paradero de Av. Libertad con dirección hacia 15 Norte, éste se encuentra identificado con el número 302 (color azul/celeste). Dicho bus realiza su recorrido desde el interior llegando a Viña del Mar por calle Uno Norte, luego dobla en Av. Libertad para continuar su viaje por el borde costero. La frecuencia aproximada de esta línea es de unos 20 minutos.

From Address: To:

Viernes, 27 Septiembre 2013 12:07

Historia

La Facultad fue creada por acuerdo de la Junta Directiva de la Universidad de Valparaíso el 23 de agosto de 1999 y su funcionamiento como tal se inicia el primero de enero del año 2000.

Está concebida con una estructura interdisciplinaria flexible y adaptativa, organizada sobre la base de Programas de Investigación y Programas de Docencia de pre y postgrado. Cada programa cuenta con objetivos y metas específicas.

Esta Facultad corresponde al desarrollo alcanzado por el Instituto de Oceanología que fue creado en el año 1941, como Estación de Biología Marina de la Universidad de Chile. Como entidad pionera en su género en Sudamérica, ha ejercido un rol fundamental en el desarrollo de las ciencias del mar, lo que ha permitido el establecimiento de vínculos con agencias especializadas de organismos internacionales tales como UNESCO, FAO, OEA, CPPS, PNUMA, CEPAL y con instituciones universitarias similares del pais y del extranjero.

Martes, 06 Agosto 2013 20:52

Misión

La Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso tiene como misión, sustentada en principios de calidad, innovación, responsabilidad social y conservación del medio ambiente, formar profesionales de excelencia a nivel de pregrado, postgrado y postítulo; desarrollar investigación científica y tecnológica, asistencia técnica, extensión y capacitación, en las áreas de las ciencias del mar y de los recursos naturales, contribuyendo al desarrollo económico, social y cultural, en el ámbito nacional e internacional.

Visión

La Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso aspira a consolidar un reconocimiento a nivel nacional e internacional, como una organización sustentada en valores, tradición, excelencia e innovación académica, contribuyendo al desarrollo de la sociedad en forma proactiva.

Viernes, 10 Octubre 2014 13:55

Biología Marina - M. Caceres

Cincuenta y dos alumnos iniciarán sus clases el próximo 4 de marzo.

Comparativamente el proceso de matrícula 2015 en la carrea de Biología Marina fue mejor que el año pasado, dado que no solo lograron cubrir y superar los 50 cupos oficiales ofrecidos para este periodo, también se incrementaron los puntajes de ingreso al programa académico.
El director de la Escuela de Biología Marina, profesor Pablo Muñoz, expresó que quienes llegaron a concretar la matricula durante los tres días en que se extendió el proceso para todas las universidades del país, manifestaron su interés por estudiar en la Universidad de Valparaíso y particularmente en la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales, unidad académica que imparte la carrera, que además de encontrarse en el borde costero de Montemar, es una de las más antiguas y prestigiosas del área en el Polo Sur.
"Si bien el proceso fue similar a años anteriores, en algunos aspectos, este año se sumó un desafío mayor, ya que aumentamos en 10 el número de cupos oficiales que ofreció la carrera, llegando a 50. Fue un proceso lento, pero progresivo. Finalmente, cerramos el proceso con un total de 52 alumnos matriculados. Hoy en día los estudiantes cada vez tienen más acceso a fuentes de información, lo que influye bastante en la decisión que finalmente toman. Estamos satisfechos y muy motivados para recibir el próximo 4 de marzo a este nuevo grupo de alumnos y empezar con nuestra labor formativa", afirmó.
La carrera de Biología Marina cerró su proceso de matriculas con el primer puntaje de ingreso que alcanzó los 703 puntos, mientras que el último matriculado lo hizo con 516 puntos ponderados.

Un auspicioso proceso de matricula proyectan las autoridades de la carrera de Biología Marina de la Universidad de Valparaíso, dada la cantidad de postulaciones recibidas en el actual proceso de admisión que se lleva a cabo en las instalaciones del Defider, avenida el Parque 627, Playa Ancha Valparaíso.
Así lo expresó Ricardo Bravo, decano de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales, unidad académica que imparte el programa académico, quien se mostró muy satisfecho con el nivel de postulaciones a la carrera, que este año se ubicó entre las primeras del área a nivel nacional, en cuanto al número de convocados como también a los puntajes, que superaron en forma importante a los del año pasado.
"Tenemos hasta ahora cerca de 90 convocados para 50 vacantes. Es un buen número con respecto al año pasado, por lo tanto mejoramos notablemente. Creo que en alguna medida las políticas de la Universidad han resultado bien, esto de hacer algunos ajustes con respecto al ranking y valorar más las notas que un estudiante logra durante los cuatro años de Enseñanza Media, por sobre a los resultados que se obtienen en una sola prueba como es la PSU. Esto ha mejorado bastante el número de postulantes y los puntajes necesarios para postular. Es un buen resultado para la Universidad de Valparaíso y para nuestra carrera también. Estamos muy contentos".
Por su parte, el primer puntaje de ingreso a Biología Marina, Rodolfo González, quien temprano concurrió a matricularse, con una ponderación de 703 puntos, explicó por qué optó por la UV para su formación profesional.
"Por el prestigio que tiene y porque yo en el futuro quiero ser un gran doctor, un gran profesional y la Universidad de Valparaíso es una de las mejores universidades de la zona. Me gusta mucho el mar y la fauna y buscaba estudiar una carrera que tuviera que ver con todo eso".
De acuerdo a las cifras exhibidas en el sitio de estadísticas de matriculados de la casa de estudios superiores, la carrera de Biología Marina ofrece 50 cupos oficiales con un puntaje de corte de 504 puntos ponderados.

La designación del profesor Humberto Díaz de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales UV, en el organismo consultivo del Ministerio del Medio Ambiente, se extenderá por un período de dos años.
Es primera vez que un académico de la Universidad de Valparaíso es designado como miembro de Consejo Consultivo del Ministerio del Medio Ambiente, por lo tanto el desafío para el doctor Humberto Díaz, profesor de la carrera Biología Marina, es de suma relevancia, dado que su participación contribuirá a consolidar una serie de anteproyectos de ley muy necesarios para afianzar la política ambiental del país.
Así lo explicó el profesor Díaz, quien actualmente se desempeña en la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la UV.
"Tanto a través de las sesiones ordinarias como las extraordinarias, los miembros del CC participarán en la concreción de nuevas normas de calidad ambiental, de preservación de la naturaleza y conservación del patrimonio ambiental, de planes de prevención y descontaminación, y del apoyo en la selección de aquellos proyectos o actividades orientados a la protección o reparación del medio ambiente, que se financien a través del Fondo de Protección Ambiental", aclaró.
Tal como lo señaló el académico, el Consejo Consultivo (CC) del Ministerio del Medio Ambiente, (MMA), que se rige por el D.S. Nº 25 del MMA, está compuesto por 11 personas: 2 representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG) sin fines de lucro; 2 representantes de centros académicos independientes; 2 representantes del empresariado; 2 representantes de los trabajadores, un representante de la Presidenta de la República, y 2 científicos, uno de ellos es el doctor Humberto Díaz Oviedo.
Los consejeros son nombrados por la Presidenta de la República por un período de 2 años, prorrogables por una sola vez.
"El MMA está abierto a todas las matrices ambientales, esto es, aguas, suelo y atmósfera, pero este año, que ya finaliza, le ha dado énfasis a los denominados PDA o Planes de Descontaminación Atmosférica, partiendo por el de Temuco y Padre Las Casas", afirmó el profesor Díaz.
Agregó que su mayor experiencia se centra en los temas acuáticos, especialmente los marinos; "no obstante, tenemos los conocimientos suficientes como para poder opinar de las restantes temas ambientales y anteproyectos de ley".
Es así como "debemos estar a disposición para responder las dudas del Ministerio del Medio Ambiente y del Consejo de Ministerios para la Sustentabilidad, pronunciarnos sobre temas ambientales de interés general, emitir opiniones sobre los anteproyectos de ley, decretos supremos relacionados con normas de calidad ambiental, normas de emisión etcétera", concluyó el académico.

Invitados por la carrera de Biología Marina escolares de Lonquimay participaron de una clase práctica de biodiversidad marina.

Corrieron sobre la arena, subieron a las rocas y recolectaron conchitas para llevarse un recuerdo de su visita a la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, donde no solo aprendieron sobre la rica biodiversidad marina del sector de Montemar, tras una clase práctica en la bahía, para algunos fue su primera vez que tenían contacto con el mar.
Esta experiencia la vivieron cerca de 30 niños mapuches, que estudian en la escuela Lafken de Icalma, ubicada en la frontera de Chile y Argentina, en las altas cumbres cordilleranas de la zona de Lonquimay (IX Región), en medio de los milenarios bosques de Araucarias, rodeados de ríos y lagos y donde se puede observar de cerca el vuelo de los cóndores.
El director de la carrera de biología Marina UV, profesor Pablo Muñoz destacó es la primera vez que visitan la Facultad escolares de una zona tan alejada como Icalma, "es una experiencia muy novedosa para nosotros, como carrera de Biología Marina y Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales, recibir a esta delegación del colegio Lafken, que vienen de Lonquimay. Además, es muy gratificante saber que muchos de los estudiantes no conocían el mar y lo pudieron hacer aquí".
Una de las alumnas que a sus 13 años no había tenido contacto con el mar es Tabata Cañumir Cheuquellan, quien a pesar de su timidez expresó su interés por la fauna y flora marina del lugar.
"Me gustó mucho el mar porque tiene animales, tiene de todo. Conocí animalitos que nunca había visto. Lo he pasado muy bien. Conocí varias cosas que no sabía", aseguró la estudiante.
Por su parte, Gerson Romero González (12), quien disfrutó jugar sobre las rocas y esquivar el oleaje del mar, valoró la visita porque "uno conoce cosas que no conocía y son nuevas experiencias que uno vive en conjunto con mis compañeros, así es más bacán".
En la misma línea Olga Muñoz Antilao, comentó que le pareció "muy entretenida" la visita y reconoció que le sorprendieron mucho los lobos marinos, a los que pudo observar mientras descansaban en la gran roca de Montemar, "Allá estaban acostados (descansando) y tienen un líder. Gritan, es como su forma de entenderse en su comunidad. Bueno yo pensaba que en el mar solo habían gaviotas, pero nos dijeron que también hay pelicanos y varias otras aves. Es lindo conocer más especies".
Juan Schwartzer, profesor de la Escuela Lafken señaló que este tipo de actividades son muy beneficiosas para los alumnos, dado que pensar en ingresar a una universidad les abre las expectativas y permite que se den cuenta que (ellos) son capaces de hacerlo. "Así pueden conocer otras experiencias, salir de su entorno y conocer un mundo distinto. Les abrimos las posibilidades para poderlos motivar en la vida que les viene, porque ahora ellos van a ingresar a la Enseñanza Media y ahí van a tener que tener más opciones para su futuro".
Los escolares son niños mapuches-pehuenches de bajos recursos, que estudian en el establecimiento ubicado a 75 kilómetros de Lonquimay. La Escuela pública Lafken cuenta con una matrícula de 150 alumnos, de los cuales el 50 por ciento está con el régimen de interno, dadas las difíciles condiciones climáticas y de acceso al lugar.

Se trata del Chungungo, el más pequeño de los mamíferos marinos y del que menos se sabe científicamente.
Es una especie muy difícil de encontrar, porque se ocultan en madrigueras o zonas rocosas de la costa del Pacífico Sur. De los mamíferos de Chile es una de las especies menos conocidas. Sin embargo, su presencia es clave en el ecosistema marino, porque es un depredador catalogado como estructurador de las tramas tróficas del inter y submareales de la costa chilena. Hablamos del Chungungo, cuyo nombre científico es "Lontra Felina", una especie muy parecida a la nutria, excelente buceador y que en la actualidad se encuentra como especie protegida, ya que por su fina piel la caza indiscriminada lo ha llevado al borde de la extinción.
A pesar de su importancia es una especie tan poco estudiada, que incluso a preguntas tan básicas como el número de ejemplares que conforman su población actual no tienen respuesta aún.
A partir de esta necesidad surgió el interés de un grupo de alumnos de 4º Año de la carrera de Biología Marina por estudiarlos. Tras un trabajo previo de investigación desarrollado en el ramo Mamíferos Marinos decidieron dar un paso más allá y postular al Primer Concurso Proyectos de Investigación para Estudiantes de la Universidad de Valparaíso, el cual se adjudicaron con el proyecto: "Evaluación del impacto de la actividad turística en poblaciones del Chungungo (Lontra felina) en la zona central de Chile".
Laura Gutiérrez (investigadora responsable), Fernanda Vargas (co-investigadora), Pía Pinto (co-investigadora) y Walter Troncoso (co-investigador), son los estudiantes que resultaron ganadores con la máxima distinción, dado que su proyecto fue el mejor evaluado entre todos los participantes.
"Creo que la riqueza de esta investigación se basa en proporcionar nuevos conocimientos de una especie marina que -en general- es desconocida para muchas personas. Esto ayudará a que la gente se dé cuenta de su importancia, dado que regula la abundancia de otras especies costeras", afirmó Laura Gutiérrez.
En la misma línea Walter Troncoso sostuvo que lo más sorprendente para el grupo fue localizarlos y observar cómo se comportan in situ, "porque hay fotografías, pero verlos en vivo y en directo cómo se alimentan, admirar su capacidad de buceo y caza e incluso ver cómo juegan es poco frecuente".
Para su investigación los alumnos seleccionaron dos lugares que presentan las condiciones idóneas para comprobar su hipótesis de trabajo. Uno es el balneario de Chachagua, que cuenta con importante flujo turístico sobretodo en los meses de verano y un sector poco accesible de la costa de Quintay, donde la presencia humana es mínima.
"El objetivo del proyecto es conocer comparativamente cómo el turismo impacta en las dos poblaciones de chungungos localizadas en Cachagua y en Quintay. Queremos realizar un estudio comparativo en la temporada de alta y baja concurrencia turística", señaló Pía Pinto.
Fernanda Vargas agregó que "la hipótesis es confirmar si la conducta va a cambiar y si la abundancia va a ser menor en presencia de una alta afluencia de visitantes. Obviamente si los animales se ven afectados es probable que se alimenten menos y estén obligados a desplazarse más. Lo que tiene un costo energético asociado que podría impactar en la reproducción de la especie, por ejemplo".
La profesora patrocinante del proyecto Maritza Sepúlveda, Bióloga Marina, y doctora en Ciencias Mención en Ecología y Biología Evolutiva, afirmó que "este trabajo lo evalúo como el primer paso, es decir como la primera motivación al área de la Ciencia. En general, la ciencia es muy atractiva, pero no es fácil, porque es difícil conseguir los recursos para desarrollarla. Además, existe mucha competencia. Por lo tanto, tener la motivación en forma temprana y tener la posibilidad de acceder a recursos desde joven es altamente estimulante para decir "se puede". Es una fortaleza de estos alumnos, que también pueden replicar sus compañeros".

Dos académicos de nuestra facultad, Dres. Gabriela Muñoz y Mauricio Landaeta, en conjunto con la Dra. María Teresa González (Universidad de Antofagasta) han realizado un video de difusión titulado "Parásitos en larvas de peces". El contenido del video se basa en los resultados obtenidos de un proyecto de investigación, Fondecyt Regular 1120868, que aún se encuentra en ejecución. El propósito de este video es que la comunidad, especialmente estudiantes de enseñanza básica y media, puedan conocer la labor que realizan los investigadores, así como los resultados del proyecto.

La Dra. Gabriela Muñoz, investigadora principal del proyecto, indica "hemos querido mostrar las líneas de investigación generales que se consideran en el proyecto como larvas de peces, parásitos y análisis moleculares. Cada uno de ellos explicado de forma simple y complementados con muchas imágenes, para que los jóvenes comprendan la esencia del trabajo científico".

En el video además participaron las ayudantes de proyecto, Pamela Palacios, Fabiola Sepúlveda y Francisca Zavala, y varios estudiantes de biología marina que apoyaron las actividades de terreno y de laboratorio. Al respecto, el Dr. Mauricio Landaeta opina "Es importante que en el quehacer de los proyectos se incorpore a estudiantes de pregrado, de forma de que aprendan a utilizar el método científico para la toma de decisiones."

El video ha sido repartido en formato DVD en 40 establecimientos educacionales del país. También se encuentra disponible en fuentes de difusión pública como YouTube, cuyo enlace se indica en la página Web de nuestra Facultad.

Página 12 de 15