Viernes, 22 Diciembre 2017 17:27

Estudiantes de Biología Marina realizan salida a terreno en buque de la Armada

Valora este artículo
(0 votos)

La actividad fue organizada por la asignatura de Zoología de Vertebrados.

Diecisiete estudiantes de la carrera de Biología Marina de la Universidad de Valparaíso participaron en un estudio en terreno de aves y mamíferos marinos.

Tal como lo explica el académico Luis Cabezas, profesor a cargo de la actividad y quien estuvo acompañado de la ayudante Monserrat Vanerio, esta salida al mar se programa en el marco de la asignatura de pregrado Zoología de Vertebrados.

“El curso aborda de forma muy general a este grupo zoológico, incluyendo también aquellas aves consideradas como marinas. Como los alumnos cursan la carrera de Biología Marina, la idea de realizar una salida al mar para ver específicamente la diversidad de aves marinas presentes en nuestra costa es claramente una forma muy directa de que ellos se involucren con este grupo de vertebrados, que es un componente más en el amplio ámbito marino donde ellos se desenvolverán en el futuro”, afirma el profesor.

Luis Cabezas destaca la valiosa experiencia para los jóvenes: “El solo hecho de salir al mar en una embarcación de la Armada resulta en una experiencia valiosa desde el punto de vista personal, ya que debes experimentar el vaivén del mar (incluidos el desagradable mareo), familiarizarte con una embarcación, con terminologías marítimas y con profesionales y oficiales de la Armada, que han optado por trabajar asociados al mar. Todo es simplemente aprender y comenzar a familiarizarse con una vida profesional marina”.

En el buque LSG Quintero de la Armada los estudiantes pudieron observar numerosas especies marinas, logrando conocer parte de la biodiversidad presente en la costa de la Región de Valparaíso.

Javiera Orlanda, alumna de segundo año de la carrera, afirma que uno de los principales objetivos de la actividad fue el avistamiento de aves marinas, el cual se cumplió completamente.

“Pudimos observar fárdelas azules, gaviotas, albatros, pelicanos, etcétera. Empezamos el recorrido en la costa, y fuimos desde Valparaíso hasta Reñaca y de ahí varias millas mar adentro. Luego nos devolvimos por la costa de Laguna Verde. La tripulación de la Armada fue muy amable, mostraron toda su disposición para poder llevar a cabo esta linda y educativa actividad. Los aprendizajes que me llevo de esta linda experiencia fueron el poder reconocer en qué lugares podemos encontrar ciertas especies, cómo se desenvuelven en su habitat y, por último, haber estado en contacto muy cercano con lo que es el ambiente marino. Estas son oportunidades que te ayudan a aplicar todos tus conocimientos aprendidos y de una forma mucho más interactiva con este lindo entorno que es el mar”, señala.

Su compañero Maximiliano Vargas destaca que se le dio la oportunidad de participar voluntariamente en la actividad. “Cuando empezamos la travesía nos facilitaron binoculares para poder observar con más detalles todos los animales que íbamos a encontrar más adelante. La principal actividad que tuvimos en el buque fue estar atentos a nuestro alrededor en busca de animales, en especial aves. Además fuimos capaces de observar otras especies marinas, como algunos peces, medusas y hasta delfines”, afirma el joven.

Finalmente, Paula Tobar, alumna de tercer año, reconoce que el día de la actividad tenía la presentación del seminario de la asignatura Biología de Peces, pero al saber de la oportunidad de embarcarse en un buque de la Armada para realizar el avistamiento de aves marinas habló con sus profesores para poder asistir a la travesía y presentar su seminario el mismo día.

“Yo, como muchas personas, me mareo muy fácilmente en autos, por lo que subir a un buque significa una gran preparación, como por ejemplo no comer mucho antes de subir, estar relajada, mirar siempre hacia la tierra, tomar pastillas para los mareos, etcétera. En ese último punto fallé, ya que no me tomé la pastilla anti mareos hasta que me sentí mareada, siendo que se debe tomar media hora antes de subir al buque: lección aprendida. También pude observar la gran diversidad de aves que se encuentra en nuestras costas y aprendí a diferenciarlas, dado que —comúnmente— al ser de colores parecidos se suelen confundir. Por otro lado, también tuvimos una perspectiva distinta de lo que es la costa de Valparaíso y Viña del Mar y la belleza de la Región, que no es apreciable desde tierra”, concluye.

Los alumnos que participaron de la actividad fueron: Jeremy Anabalón González, Valentina Pérez Espinoza, Florentina Oyarzun Meneses, Fernanda Castillo Granado, Javiera Riveros Echeverría, Macarena Pérez Moro, Camila Schwerter Lillo, Catalina Rodríguez Caicheo, Maximiliano Vargas Romero, Sofía Flores Lagos, Macarena Ortega Vega, Gabriel Aguilera Castillo, Vicente Contreras Martínez, Francisca Uyarte Angulo, Nicole Vargas Parra, Sebastián Hernández Muñoz y Paula Tobar Parra.

Visto 607 veces Modificado por última vez en Viernes, 22 Diciembre 2017 17:39