Jueves, 05 Noviembre 2015 13:08

Escolares visitan sede de Montemar para aprender ciencia al aire libre

Valora este artículo
(2 votos)

La Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales permite a los cursos ocupar sus dependencias y entorno natural para realizan clases de Educación Ambiental y de Ecosistemas Marinos.


Estudiantes de Enseñanza Básica visitaron esta semana la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, para aprender sobre Educación Ambiental y Ecosistemas Marinos fuera del aula.
La oportunidad de interactuar —o solo observar— especies vivas como cangrejos, erizos, camarones, gaviotín monja, guanay, lobos marinos, en el mismo lugar en que han desarrollado su hábitat; como también comprobar “in situ” la amenaza a los ecosistemas marinos, producto de la contaminación por microplásticos, constituyen valiosas experiencias para la integración de contenidos pedagógicos y —a su vez— un valor agregado que le otorga calidad a los procesos de aprendizaje de los propios estudiantes.
El secretario de Facultad, profesor Fernando Balbontín, sostuvo que la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales tiene la política de puertas abiertas para los colegios de la zona, como también de otras regiones de Chile, que tengan interés en visitar esta área, “que es una zona protegida, donde están representados diferentes ecosistemas marinos. Los alumnos pueden llegar, ocupar nuestras dependencias y visitar e informarse —en compañía de sus profesores—sobre cómo es la flora y fauna marina en la zona central de Chile”, afirmó.
Isidora Cortez, alumna Saint Margaret School, participó en el taller de Ecosistemas Marinos y valoró la experiencia positivamente.
“Es súper divertido, porque es como aprender en forma real. Igual eso es muy entretenido para nosotros. Acá yo tengo un erizo, se llama Jerry y Alex lo encontró para nosotras, para que podamos hacer un hábitat para él”, sostuvo.
La profesora Janine Gray de Souther Nature, agencia que apoya a los colegios en actividades pedagógicas fuera del aula, invitó a los profesores y alumnos a conocer y vivir la ciencia al aire libre.
“Estamos aprendiendo el ecosistema marino, tanto en los vertebrados como los que podemos ver en las rocas y las aves que nos vistan, como los invertebrados: moluscos, machitas, choritos, también las cadenas (tróficas): quién se come a quién, cuáles son los vegetarianos, cuáles son los carnívoros, cómo se adaptan a vivir en este ambiente que es muy difícil. Es como vivir en una lavadora, parte del día y en una secadora la otra parte, porque baja la marea y muchos de estos organismos quedan expuestos”, indicó.
Anixe Aguilar, alumna del Colegio San Adrián de Quilicura, Región Metropolitana, participó en el taller Científicos de la Basura. Tal como lo explicó la estudiante, el taller consistió en averiguar los daños que deja la basura en el borde costero y el mar, y generar acciones para poder detenerlo.
“Lo que estamos haciendo aquí es recolectar los microplásticos, que a simple vista no se ven, pero hay a pesar de ser zona protegida. Lo que he aprendido es que la gente no toma conciencia del gran daño que están haciendo (al botar basura en las playas), porque están perjudicando demasiado a los animales, al mundo y a nosotros mismos”, advirtió.
En la misma línea, su compañero Maximiliano Castillo, explicó: “Los plásticos en general producen daño a nuestro planeta. Nosotros podemos cuidar al planeta: Dejen de botar los plásticos y que se ven alguna basura que la recojan por favor porque el planeta es muy importante para nosotros”.
La alumna Amanda Flores se sumó al llamado de su compañero y agregó, “porque los peces o gaviotas lo confunden con sus alimentos —refiriéndose al microplástico—y si se lo comen, muchos mueren por eso”
Su profesora de Ciencias Naturales, Fabiola Bravo, aseguró que este tipo de aprendizajes fuera del aula permite promover una educación para personas comprometidas con su entorno en un espacio natural donde se conjugan lo pedagógico y lo recreativo.
“Queremos hacer conciencia del daño que provoca el plástico en general al planeta. Los niños están realmente motivados por cuidar el medioambiente. Eso es lo mejor, que ellos aprendan a cuidar el único medio que tenemos para vivir”, concluyó.

Visto 1413 veces Modificado por última vez en Jueves, 05 Noviembre 2015 13:25