Lunes, 20 Julio 2015 15:10

Futuros biólogos marinos experimentan con algas para crear antibacteriano natural

Valora este artículo
(1 Voto)

Los alumnos Felipe Pizarro y Catalina Velasco, quienes cursan 4º año de Biología Marina, inician prometedora investigación.

Con algas pardas, que habitan la bahía de Montemar, dos alumnos de la carrera de la carrera Biología Marina, que imparte la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, estudiarán la posibilidad de desarrollar un compuesto capaz de eliminar bacterias sin dañar el medioambiente.
El proyecto titulado: "Inducción de florotaninos en las algas Colpomenia sinuosa, Scytosiphon Iomentaria y Adenocystis utricularis y sus potenciales usos contra las bacterias Escherichia coli y Bacillus sp." y guiado por la profesora Pilar Muñoz, fue uno de las 19 propuestas seleccionadas para adjudicarse los fondos del programa UVA 1315 ”Los Estudiantes primero”, que por primera vez financia investigaciones elaboradas por alumnos de pregrado.
Tal como lo explicaron los alumnos Felipe Pizarro y Catalina Velasco, la investigación consiste en potenciar los compuestos protectores que tienen estas algas y aplicarlos a cultivos bacterianos.
“El desafío es desarrollar un compuesto antibacteriano natural con especies de la zona. La idea es potenciar uno de los compuestos característicos del alga, como son los florotaninos y darle un uso antibacteriológico. Es decir, que pueda atacar distintos tipos de bacterias en especial aquellas patógenas para el ser humano”, aclaró Felipe Pizarro.
Las algas pardas las podemos encontrar en varios lugares del país. Uno de esos lugares es el sector costero de Montemar, en la V Región.
El trabajo representa el primer acercamiento que les permitirá a los alumnos confirmar si el extracto del alga es capaz de eliminar o disminuir la presencia de bacterias.
“Me interesa mucho profundizar en la fisiología del alga. En realidad no son muchos los investigadores que ingresan a esta área de estudio, a pesar de que tiene un enorme potencial económico”, advirtió Catalina Velasco.
Tal como lo explicaron los estudiantes existen distintas variedades de algas pardas, por ejemplo el cochayuyo es una de ellas, “pero nosotros vamos a trabajar con especies más pequeñas, por las características del laboratorio”, afirmó Felipe Pizarro.
Por su parte, Catalina Velasco destacó lo positivo de la iniciativa.
“Me parece una excelente iniciativa que la UV apoye investigaciones que desarrollan alumnos de pregrado, porque da a los alumnos la oportunidad de desarrollar y aprender a hacer una investigación científica en un momento que es para aprender. Una excelente experiencia que nos servirá después para la vida profesional”, sostuvo.
Además, Catalina agregó: “me sorprendió la cantidad de postulantes al programa. Eso habla bien de los alumnos de nuestra Universidad. La investigación en algas está tomando un fuerte impulso en el país, al igual que el estudio de su fisiología, ecología y genética. Las algas secretan compuestos para defenderse de los depredadores, eso tiene variadas funciones que se podrían aprovechar como antioxidante, protectores solares, alimentos funcionales, sólo por nombrar algunos ejemplo”, señaló la estudiante.

Visto 1460 veces